PuroPeriodismo/Foto Agenia UNO, diario La Tercera, Santiago

José Antonio Kast logró en primera vuelta una victoria electoral impensable hace unos pocos meses. Una inquietante señal de alerta en un Chile que se debate entre el deseo de cambio y el miedo a la inseguridad, destaca un análisis del sitio alemán DW.

Esta vez las encuestas acertaron: habrá segunda vuelta en los comicios presidenciales de Chile y la disputarán los candidatos previstos: Gabriel Boric y José Antonio Kast. Solo que la victoria de este último, situado en el extremo derecho del abanico político, no deja de sorprender en un país que solo meses atrás veía resurgir con fuerza a la izquierda, con un proyecto constitucional de profundo cambio.

¿Cómo entender ese vuelco, ese péndulo errático de la política chilena? Como suele suceder en situaciones complejas, las explicaciones son varias. Una apunta al fracaso de los sectores que han detentado el poder desde el restablecimiento de la democracia en el país. Son ellos los grandes perdedores de estos comicios, que confirman el descrédito de los partidos tradicionales.

Especial PuroPeriodismo: DW, Alemania