Edgar Fonseca, editor

Los “ajustes de cuentas” y venganzas entre grupos criminales ligados, en particular a operaciones del narcotráfico, imperaron en la cifra de homicidios ocurridos en 2021, según un informe del OIJ.

De 588 casos registrados el año anterior, 322 (54,7%) correspondieron a dichas causas, según el reporte remitido por la Unidad de Análisis Criminal del Organismo de Investigación Judicial ante gestión de este editor.

El dato coincide con una tendencia de los últimos cinco años de ser esa la principal causa de homicidios en el país.

Según cifras acumuladas desde 2017, en el país fueron consumados 2.911 asesinatos de los cuales 1.460 fueron atribuidos a dichas causas.

Discusión o riña, 17,9%; por comisión de otro delito, 14,2%; no determinado, 8%; violencia doméstica, 4,7% y repeliendo actividad criminal, 3,5%, figuran como las otras causas más frecuentes para los homicidios en el último quinquenio.

Por “ajustes de cuentas” o venganzas, las cifras se han mantenido en aumento: en 2017 hubo 299 casos; 2018: 276; 2019, 262; 2020, 301, y 322 en 2021.

Walter Espinoza, director OIJ, ratificó que la alta incidencia de homicidios en el país se debe, fundamentalmente, a las luchas entre bandas criminales ligadas al narcotráfico local e internacional en conexión con redes mexicanas, colombianas, que usan el territorio nacional como punto de trasiego de drogas hacia EE.UU. o Europa.

Así lo refirió durante una entrevista que concedió a este editor el pasado 13 de diciembre. PuroPeriodismo: entrevista a director OIJ.

Zona sur un ejemplo

El 5 de octubre, durante una comparecencia legislativa, Espinoza puso de ejemplo de homicidios por ajustes de cuentas a la zona sur impactada por acciones narco.

Así lo sostuvo ante diputados que investigaban supuesta penetración narco en municipalidades y partidos.

Detalló que en los últimos cinco años en esa región fueron ejecutados 152 asesinatos, la mayoría por ajustes de cuentas entre bandas narco.

Esa cifra, dijo, fijaba en 9,73 la tasa de homicidios en la zona por cada 100 habitantes.

El 55% de los homicidios fueron por ajustes de cuentas entre bandas narco, ratificó.

Del total de asesinatos, 64 fueron cometidos en Corredores, fronterizo con Panamá, 34 en Pérez Zeledón, 26 en Golfito, 15 en Osa, 8 en Buenos Aires y 5 en Coto Brus.

También hizo un recuento en dicha cita sobre las incautaciones que se han realizado de drogas en la zona sur, la mayoría ocultos en productos que se exportan como son la piña cuyos principales destinos son países europeos.

Lamentó la escasez de personal. 

Dijo que solo disponen de 79 agentes para cubrir una vasta zona territorial que incluye: Corredores, Golfito, San Vito, Pérez Zeledón, Buenos Aires y Osa .

“La fuerza que tenemos en el lugar es muy poca y cada uno tiene que cubrir 120 kilómetros cuadrados”, insistió en dicha comparecencia. 

2021 cerró con 588 casos, 3% de incremento interanual

El país cerró 2021 con un total de 588 homicidios, 18 más que en 2020 en que se registraron 570, para un crecimiento interanual de 3%, según cifras del OIJ, divulgadas por PuroPeriodismo el 13 de enero anterior.

La tasa de dichos casos por cada 100 mil habitantes, con una población de 5.163.038, llegó a 11,4. Superó la de los dos últimos dos años en 11,2, detalló un informe del Organismo de Investigación Judicial.

El estudio fue confeccionado por la Unidad de Análisis Criminal de OIJ.

La cifra de crímenes del año anterior superó los 585 de 2018 en que la tasa de casos fue de 11,7, con una población de 5.003.393.

Sin embargo, se mantuvo por debajo del registro de 2017 en que hubo 604, para una tasa de 12,2 por cada 100.000 habitantes. Ese año es el de más casos en el último quinquenio.

El hecho más grave del año anterior se suscitó el domingo 17 de octubre en una finca en Llano Bonito de Buenos Aires, Puntarenas, donde fueron asesinadas seis personas, entre ellas un estadounidense, dueño del inmueble.

En el sitio fueron asesinados: Stephen Paul Sandusky, estadounidense, residente en el país, de 61 años; el mecánico César Quesada Cascante, de 44 años, su esposa Claudia Villarevia Rivera de 41 años, maestra de enseñanza especial en Rivas, el hijo de ambos, Daniel de 20, y la pareja: Willy Borbón Muñoz de 38 años y su esposa Anyelic Zúñiga Rodríguez de 40. EspecialPuroPeriodismo

Presentaban heridas de armas de fuego. 

Al menos dos de las víctimas fueron calcinadas.

Dicho caso permanece en el misterio.

El director del OIJ, Walter Espinoza, admitió que es “complejo y difícil”, según dijo en la entrevista del pasado 13 de diciembre.

Confirmó que recientemente hubo “acciones operativas en la zona” y que tienen la esperanza de lograr resolverlo.

“El horizonte es variopinto, no halagüeño, difìcil”, advirtió en dicha entrevista.

Limon, San José y Puntarenas a la cabeza

Según el reporte, Limón con 153 casos (26%), San José con 130 (22%) y Puntarenas con 105 hechos (17,9%) , encabezaron el listado de las provincias en cuanto a homicidios acaecidos en sus jurisdicciones.

Las provincias de Limón y Puntarenas concentran el 44% de los hechos y son escenario frecuentes de disputas entre grupos ligados a las operaciones del crimen organizado y el narcotráfico.

Les siguen en orden descendente: Alajuela, 70 casos (11,9%); Heredia, 55, (9,4%); Cartago, 40 (6,8% y Guanacaste: con 35 hechos para 6%.

Los 10 cantones con más casos

Cinco cantones de la provincia de Limón aparecen entre los 10 con más hechos de este tipo:

-Limón: 52, (16,5%)

-Puntarenas: 50, (15,8%)

-San José: 46, (14,6%)

-Pococí: 41 (13%)

-Alajuela: 36 (11,4%)

-Matina: 21 (6,6%)

-Guácimo: 19 (6%) 

-La Cruz: 17 (5,4%) 

-Sarapiquí:17 (5,4%) 

-Siquirres: 17 (5,4%)

Los 10 cantones con menos homicidios

Parrita, Cañas, Mora, Oreamuno, Atenas, Alvarado, Naranjo, Nicoya, Acosta y Montes de Oro, con un caso cada uno, fueron los 10 cantones con menos homicidios el año anterior, según el informe oficial.

6.342 homicidios en 11 años

El reporte consigna que de 2010 a 2021 el país acumuló 6.342 homicidios.

El año con menos hechos de este tipo en el periodo fue 2012: 407 casos (tasa de 8,7 por cada 100 mil habitantes), para un incremento de 44%, respecto al último año.

Año por año:

2010: 527 casos; 2011: 474; 2012: 407; 2013, 411; 2014: 477; 2015: 557; 2016: 578; 2017: 604; 2018: 585; 2019: 564; 2020: 570; 2021: 588. Fuente: Unidad Análisis Criminal, OIJ