Edgar Fonseca, editor/Foto fedefutbolcrc

Ese golazo suyo al ´65 cuando el choque ante Panamá se ahogaba en agonía, no solo hizo retumbar al Nacional y al país y revivió la esperanza en la dura ruta hacia el Mundial Catar 2022. De paso, con ese golazo, el ariete nacional, veteranísimo de mil batallas, tapó bocas a sus tantos detractores.

Por eso Bryan Ruiz, de esa generación de oro Brasil 2014, no se guardó nada al acabar el sufrido choque ante los canaleros, con un 1-0, apretado en el pecho, tras uno y otro regate del infatibagle Joel Campbell en el área chica enemiga que se la puso en bandeja para que sentenciara.

“Era importantísimo para nosotros sacar la victoria. Fue un partido al límite, porque si no ganábamos las posibilidades iban a ser mínimas de ir al Mundial. El gol es una alegría muy grande por Costa Rica, por la Selección y por el esfuerzo de mis compañeros. No es un desahogo en lo personal, es normal estar acá y aportar, sea dentro o fuera de la cancha. Yo vengo a la Selección con ganas, a aportar y mientras el técnico piense que debo estar, voy a venir y trataré de sumar. Estoy acá por amor a Costa Rica y a mi país, no por lo que digan algunos periodistas o algunos aficionados que solo quieren destruir”, sentenció Bryan al acabar el primero de tres choques crucales para la Tricolor en su a¡fán de cazar al menos el boleto del repechaje hacia Catar.

El domingo toca México, el enemigo eterno.

Y el miércoles Jamaica.

Ambos de visita. Remando contra corriente, como dice Joel Campbell.

Durísimo, complicado pero contento

“Fue un partido durísimo, complicado, pero me voy contento con el resultado, Siempre creímos hasta el final, por lo que estoy agradecido con Dios por el triunfo. Todos nos entregamos al máximo, desde Keylor hasta el último delantero”, afirmó Joel, el hombre de las diabluras incontrolables en el área panameña anoche.

“Los cambios nos dieron resultados. Johan sacó un balón de la raya, Bryan hizo el gol y los demás compañeros cumplieron muy bien. Necesitamos de todos y aquí nos morimos todos o celebramos todos. El resultado es importante, pero seguimos adelante, no hemos ganado”, añadió.

Contra corriente

Joel es realista. El triunfo de anoche apenas revive esperanzas. Seguimos a dos puntos de diferencia de Panamá en la pelea por el repechaje y tocan dos choques difíciles de visita.

“Seguimos remando contra corriente, vamos paso a paso. Aquí están poniendo todo el esfuerzo los experimentados, los jóvenes y nuestra afición, que hoy fue importante para sacar el resultado que nos favorece y nos mantiene con la esperanza de clasificar al Mundial”, dijo.

“Panamá nos exigió pero demostramos que podemos salir adelante. No hemos ganado nada. Falta mucho camino por delante, pero estos partidos nos demuestran que sí podemos, que los jugadores van a darlo todo para lograr esa clasificación”, amplió.

Se viene México

México respiró tras remontar en Jamaica, 1-2, y en el Azteca se vuelve intratable.

Joel reconoce que no será nada fácil puntuar el domingo.

“Será otro partido muy difícil, no es sencillo ir al Azteca e intentar puntuar, pero ese es el objetivo del grupo. Es un juego de mucha tensión y concentración, pero vamos optimistas, con la confianza que todo el equipo hará hasta lo imposible para sacar los puntos”, dijo.

“México nos va a exigir, por lo que debemos entregarnos en cada partido. Si queremos ir al Mundial debemos ir a puntuar”, advirtió.

“A mí no me importan los resultados de México, Canadá o Estados Unidos, lo que me interesa es nuestros resultados y la victoria nos mantiene en el camino correcto, pero debemos continuar por el mismo camino”, afirmó otra estrella de la generación de oro Brasil 2014 que encabezada por el Rey Keylor sigue dando de qué hablar a pesar de sus detractores.