Edgar Fonseca, editor/Imagen Ovsicori-UNA

Un total de 2.142 sismos (1.182 en enero y 960 en febrero) fueron detectados en el país por las estaciones de la red Ovsicori-UNA, según datos oficiales corroborados por PuroPeriodismo.com.

El informe de febrero advirtió, en particular, como complejo el contexto tectónico de la provincia de Cartago donde el 24 de dicho mes se desarrolló desde medianoche un enjambre sísmico con decenas de réplicas.

En enero solo 8 se sintieron

En enero el registro fue de 1.182 sismos con un rango de magnitud, Mw, entre 00 y 63, de los cuales solo 8 fueron reportados como sentidos por la población, confirman dichos informes.

Las estaciones abarcan el territorio nacional y hacia los bordes fronterizos con Nicaragua y Panamá.

Durante este mes, según el reporte oficial, el sismo sentido de mayor magnitud, ocurrió el día 6 a las 10:25 am, hora local, con Mw = 63 y cuyo epicentro se ubicó 102 km hacia el Noroeste de León, Nicaragua.

Dicho sismo tuvo una profundidad de 21 km. De acuerdo con la ubicación espacial y su mecanismo de ruptura, este sismo se generó en la interfaz, donde la placa del Coco se subduce por debajo de la placa del Caribe.

Los expertos resaltan que, a pesar de su distancia con respecto al territorio costarricense, el sismo de León fue sentido en gran parte del país, incluyendo el Valle Central, Cartago y Puntarenas.

En febrero, de los 960 sismos con un rango de magnitud  entre 0,0 y 4,9 registrados y localizados por dicha red sismográfica, 17 fueron reportados como sentidos por la población costarricense mediante las redes sociales del Observatorio en Facebook y Twitter.

 20 de febrero hubo 59 sismos                                                                        

En febrero, el día con más eventos localizados fue el 20, con un total de 59 sismos, mientras que el día con menos actividad sísmica fue el 26 con tan sólo 15 sismos.

Según Ovsicori, durante este mes, el sismo sentido de mayor magnitud, Mw = 49, ocurrió el día 4 a las 00:04 am, hora local, y su epicentro se ubicó 16 kmhacia el Suroeste de Pavones, en el Pacífico Sur. Este sismo tuvo una profundidad de 27 km y fue sentido ampliamente en la zona Sur, con reportes de percepción leve en el Valle Central. De acuerdo con la ubicación espacial y su mecanismo de ruptura, este sismo se generó de- bido a la ruptura de una falla en el interior de la placa del Coco. Cinco días antes, hacia el suroeste de este sismo, co- menzó un sismo lento en la interfaz Coco-Caribe. 

Enjambre al sur de Cartago

El reporte detalla que desde finales del mes de enero se generó una secuencia de microsismos (con magnitud menor o igual a 3), ubicados hacia el sur del cantón central de la provincia de Cartago, correspondiendo espacialmente con un alineamiento aproximadamente Sureste-Noroeste que concuerda con el rumbo y régimen de esfuerzos observado en el sistema de las fallas Cangreja, Aguacaliente y Navarro. 

Posteriormente, añaden, durante el mes de febrero, decenas de sismos fueron generados hacia el Norte del cantón central de Cartago, como parte de un sistema de réplicas originadas por el sismo de magnitud 3,3, Mw, que ocurrió el día 24 a las 23 horas. Varios de estos eventos fueron percibidos por la población del cantón central de Cartago y localidades aledañas debido a la proximidad de la fuente sísmica con respecto a estas.

Los expertos Ovsicori advierten que el contexto tectónico de Cartago es complejo

Explican que hacia el sur de la provincia, la tectónica está controlada por una serie de fallas geológicas que demarcan el límite oeste de la microplaca de Panamá, mientras que, hacia el Norte, existe la presencia de edificios volcánicos activos: Irazú y Turrialba.

Específicamente en la región sur de la provincia de Cartago, añaden, se da la interacción entre las fallas San Cristóbal, Cangreja, Navarro y Agua Caliente, teniendo las dos últimas una geometría predominantemente siniestral y responsables de la alta tasa de sismicidad en la zona. Precisamente esta región corresponde con uno de los segmentos sísmicos más activos de la provincia, donde históricamente han ocurrido la mayor cantidad de sismos con magnitudes mayores o iguales a 3,0 Mw, enfatizan.

Según dicho análisis, la sismicidad en esta sección del país se encuentra segmentada. Hacia el sur del cantón central, la sismicidad tiende a agruparse en dos cúmulos principales, los cuales son limitados hacia el Norte por la falla Aguacaliente y hacia el Sur por la Falla Navarro. Hacia el norte del cantón de Cartago, es evidente una menor cantidad de microsismicidad con respecto a laregión Sur, y es en esta zona donde ocurrió la secuencia en cascada originada por el sismo de magnitud 3,3 Mw del 24 de febrero.

Sismo lento en el sur de Osa

El reporte destaca que a partir del 30 de enero de 2022, comenzó un sismo lento en el sureste de la península de Osa. 

Su inicio corresponde a cinco días antes del sismo de 4,9 Mw registrado el 4 de febrero en la zona. El movimiento del sis- mo lento alcanza unos 4 centímetros en la estación de PIRO (el 14 de marzo) y 2 centímetros en la estación de Puerto Jiménez, sin embargo las series de tiempo no indican que el proceso ha finalizado. No se detectaron efectos significativos de este sismo lento en otras estaciones de GPS, agrega el nreporte.

Dos sismos lentos similares fueron detectados en marzo y en agosto de 2018. El primero duró un mes y tuvo una magnitud horizontal de 4,6cm en la estación de PIRO. El segundo comenzó después del sismo de 6,2 Mw del 17 de agosto 2018 en el golfo de Osa. Tuvo una duración de 3 semanas y alcanzó una magnitud de 2,5 cm.

Ovsicori aclara que aunque se requiere confirmarlo, el sismo lento de febrero de 2022, parece tener las mismas características que dos sismos lentos de 2018. Considerando que el sismo lento de agosto 2018 podría ser considerado como una réplica del sismo lento de marzo 2018 provocado por el sismo de 6,2 Mw en el golfo de Osa, el tiempo entre el sismo lento de marzo de 2018 y de febrero 2022, alcanza los 4 años (47 meses).