PuroPeriodismo/Foto diario La Prensa, San Pedro Sula

Tras ser deportado para enfrentar cargos por narcotráfico a Nueva York, a donde llegó anoche, su lujosa mansión en un exclusivo barrio de Tegucigalpa ha sido sustituida por una celda en la cárcel federal en Brooklyn, prisión que ha sido criticada por las condiciones inhumanas, y en lugar de elegantes chaquetas ahora viste el uniforme de presidiario, informa el sitio La Prensa de San Pedro Sula.

Hernández, que fue presidente entre el 2014 y enero del 2022, seguirá estando acompañado de algunos personajes que como él mismo han sido ricos y poderosos y que serán por ahora sus nuevos vecinos carcelarios, aunque difícilmente podrá contactar con ellos, limitado a su celda en el Centro Metropolitano de Detención (MDC por siglas en ingles), que alberga hombres y mujeres de todos los niveles de seguridad, cita dichi sitio con base en una versión de la agencia noticosa EFE.

Inquilinos conocidos

Entre los inquilinos más conocidos figuran los hermanos Luis Enrique Ricardo Alberto Martinelli, hijos del expresidente de Panamá Ricardo Martinelli, que están esperando la lectura de la sentencia, prevista para mayo, por su participación en la trama de sobornos y blanqueo de dinero relacionada con el caso de la constructora brasileña Odebrecht.

Otros ilustres huéspedes del penal serán el famoso rapero R. Kelly, quien espera por su sentencia el 4 de mayo por tráfico sexual y extorsión de mujeres, niñas y niños, así como quien fue uno de los hombres más poderosos de México, su exsecretario de Seguridad, Genaro García Luna, cuyo juicio está previsto para octubre de este año por cargos de narcotráfico al igual que Hernández.

Ghislaine Maxwell, la millonaria británica hallada culpable de tráfico sexual de menores en la trama levantada por el magnate Jeffrey Epstein (quien se suicidó estando en prisión), se suma a la lista mientras espera por su sentencia a fines de junio.

Especial PuroPeriodismo/La Prensa, San Pedro Sula