PuroPeriodismo/Foto El Tiempo, Bogotá

Hasta las 10:30 de la mañana de este martes 10 de mayo, Claudia Aguilera y Marcelo Pecci vivían lo que era uno de sus días más felices; ella hacía minutos le había contado que estaba embarazada, informa el diario El Tiempo de Bogotá.

(También: El dramático relato de la esposa del fiscal Marcelo Pecci asesinado en Barú)

“El día inició con tranquilidad y decidimos ir a la playa después de desayunar. La vista es hermosa y es nuestra luna de miel”, le dijo Claudia a EL TIEMPO sobre los minutos previos al ataque.

La pareja descansaba en la playa exclusiva del Decameron Barú, donde solo hay acceso a través del hotel y el mar. Un hombre se bajó de una moto acuática o ‘jet ski’, buscó al fiscal Pecci y le propinó dos disparos.

Uno los disparos fue en su torso y otro en su cara. El paraguayo cayó fulminado en la arena. Su esposa se agachó a socorrerlo y la multitud no podía creer lo que estaba pasando.

Desde el mismo martes, la Policía puso a circular la imagen de quien sería el presunto asesino del fiscal Pecci. Se trata de un hombre moreno, quien fue visto por la playa con sombrero, camiseta negra de manga larga y pantaloneta negra.

Especial PuroPeriodismo/El Tiempo, Bogotá

Además, este miércoles, las autoridades entregaron un retrato hablado del señalado. Sobre las investigaciones, el director de la Policía Nacional, el general Jorge Luis Vargas, manifestó que “lo que se está haciendo es tomar las versiones de quienes estaban en el hotel, hay muchos ciudadanos extranjeros, los estamos escuchando”.

Al retrato hablado y la fotografía del presunto asesino, se suma una descripción física en la cual el general Vargas detalló que el sospechoso es un hombre de 1,74 centímetros de estatura, moreno y con acento caribeño.