La CCSS anunció este jueves declaratoria de emergencia institucional tras los ataques cibernéticos que hicieron colapsar el martes los sistemas informáticos de atención a pacientes y servicios administrativos y financieros.

La decisión la comunicó Mario Vílchez, director del Centro de Atención de Emergencias y Desastres (CAED) de dicha entidad.

El anuncio trasciende luego que el miércoles el presidente Rodrigo Chaves ordenó investigar a fondo presunta negligencia de personal de la CCSS en atender a tiempo las amenazas de eventuales ataques cibernéticos que se detectaron desde febrero.

“En guerra avisada no debió haber muerto soldado”, sentenció Chaves. 

“Costa Rica –agregó– sabía que había un ataque terrorista”. 

“Sin embargo, en la CCSS teniendo disponibilidad de licencias, solo 13 computadoras tenían instalado ese programa”, criticó. 

“Es inaceptable”, reclamó el mandatario al anunciar la investigación que apunta a la Dirección de Tecnologías de la CCSS por la presunta tardanza en una respuesta ante las amenazas de los ciberdelicuentes

Alvaro Ramos, presidente ejecutivo, reconoció junto al presidente Chaves que el impacto por el ataque es mayor al que se ha conocido públicamente: 53% de servidores afectados (800 de 1.500) y 9 mil computadoras de usuarios, 22% del total institucional de 40.000 unidades.

El ataque dejó fuera de servicio el expediente médico digital EDUS.

La emergencia

“Cuando se presentan situaciones de emergencia debido a eventos imprevisibles que afecten o amenacen gravemente la continuidad de los servicios de la Caja Costarricense de Seguro Social, las unidades de la institución deben garantizar la continuidad de los servicios que presta la institución. Estas medidas vienen a contribuir con esa responsabilidad”, confirmó Mario Vílchez.

La medida de la CCSS se integra a la declaratoria de emergencia hecha por el Poder Ejecutivo por estas acciones que afectan distintas instituciones y que empezaron a hacer evidentes desde el lunes 18 de abril cuando colapsaron las plataformas tributarias ATV y TICA del ministerio de Hacienda.