Edgar Fonseca, editor/Foto YouTube PuroPeriodismo

Costa Rica abre sus puertas a la inversión internacional, como parte de una estrategia crítica para la reactivación económica pospandemia en el presente cuatrienio, pero no negociará con quienes promuevan actos de corrupción, advirtió ayer el nuevo ministro de Comercio Exterior, Manuel Tovar.

“Nosotros estamos abiertos para los negocios. Estamos abiertos a quien quiera venir a hacer negocios a Costa Rica, pero respetando las reglas del juego, respetando la ley, respetando nuestras normas ambientales, respetando nuestras normas laborales y vamos a ser muy estrictos”, destacó Tovar en una amplia entrevista con este editor vía Zoom Facebook Live.

“Desde COMEX podemos ser muy vigilantes en ellos. No nos corresponde solo a nosotros, pero le aseguro que nosotros no vamos a hacer negocios con gente que venga aquí con otros fines”, enfatizó.

“El mensaje es muy claro: quien quiera venir a hacer negocios aquí tiene que respetar las reglas del juego. Tiene que respetar las reglas de legalidad de nuestro país, nuestro marco regulatorio”, remarcó Tovar, abogado, con 17 años de trayectoria en relaciones comerciales globales.

Confirmó que la principal instrucción departe del presidente Rodrigo Chaves para su cartera es apoyar la reactivación económica y la generación de empleo.

En la estrategia, afirmó, resaltarán valores clave de Costa Rica en el concierto internacional de defensa de la democracia, del estado de derecho, de respeto a los derechos humanos y del respeto al medio ambiente, entre otros.

Ratificó, también, el viraje de la presente administración hacia una mayor apertura comercial distanciándose del sesgo proteccionista que le atribuyen a los dos gobiernos consecutivos previos PAC.

Tovar lideró la incorporación del país ante la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), gestión que culminó el 25 de mayo de 2021 al ser aceptado como miembro 38 de dicho ente.

¿Cuales son lo obstáculos que han impedido al país un despegue hacia lo Singapur o Irlanda?

-A mi criterio el principal obstáculo para el desarrollo ha sido la corrupción. La corrupción afecta los mercados. La corrupción incide en la sana prestación de los servicios sociales. La corrupción afecta todos los estamentos de la vida pública y privada de las personas y eso me lleva al tema de la infraestructura. Tenemos un rezago en tema de infraestructura. Tenemos una infraestructura casi que de tercer mundo y tenemos unas ambiciones de primer mundo, entonces tenemos que recuperar ese tiempo perdido. Ha habido algunos esfuerzos, pero tenemos que verdaderamente dar un salto cualitativo para tener infraestructura de primera. Hay que buscar los mejores mecanismos, los mecanismos que sean más ágiles, pero ese es un impedimento para el desarrollo, y obviamente la corrupción ha estado muy anclada en la obra pública de este país. 

¿Cuál es el mensaje que usted envía?

-El mensaje es muy claro: quien quiera venir a hacer negocios aquí tiene que respetar las reglas del juego. Tiene que respetar las reglas de legalidad de nuestro país, nuestro marco regulatorio. Ahora la corrupción es un ejercicio de dos vías: el que corrompe y el que recibe, y yo creo que aquí no va a quedar duda del compromiso de esta administración, del presidente Chaves, del gobierno, de atacar la corrupción por todas las vías posibles. Ahora, la corrupción es uno de los elementos o, quizás, el mayor elemento que obstruye el desarrollo de la economía en una sociedad y por eso digo, en el marco de la OCDE, la OCDE tiene unos estándares muy rigurosos en materia de la lucha contra la corrupción no solamente de manera preventiva, no solamente en materia de ética y probidad pública. También somos parte de una convención muy importante que es la convención de la OCDE para la corrupción en casos de transacciones comerciales internacionales y esto es un ejercicio muy importante, ¿por qué?, porque nos permite a que Costa Rica, nuestras autoridades judiciales, podamos ir, podamos sancionar a aquellas multinacionales que corrompen no solamente en nuestras fronteras sino que corrompen afuera. Nosotros tampoco podemos exportar la corrupción, y el caso que usted menciona, sí, son casos de que empresas de países extranjeros que exportan como su modelo de negocios la corrupción, y eso tenemos que estar bastante cuidadosos. Nosotros estamos abiertos para los negocios. Estamos abiertos a quien quiera venir hacer negocios a Costa Rica, pero respetando las reglas del juego, respetando la ley, respetando nuestras normas ambientales, respetando nuestras normas laborales y vamos a ser muy estrictos. Desde COMEX podemos ser muy vigilantes en ellos, y no nos corresponde solo a nosotros, pero yo le aseguro a usted que nosotros no vamos a hacer negocios con gente que venga aquí con otros fines.

¿Cuáles son valores clave del país para ratificarlo como un eslabón de inversión en la región?

-Muy importante, vuelvo al tema de los valores. En estos momentos que se cierne una guerra brutal en Europa, que puede extenderse, propagarse a sus países vecinos, uno nunca sabe cómo terminan las guerras, sabe cómo empiezan, estamos en un momento histórico donde se está redefiniendo un nuevo orden internacional, donde las reglas del juego, el estado de derecho, el respeto a los derechos humanos, el respeto al medio ambiente, la democracia, todos estos valores van a jugar un papel fundamental a la hora de establecer estas coaliciones y a la hora de hacer negocios. Es aquí donde Costa Rica, cuando hablamos del contexto regional, estamos atravesando momentos de gran incertidumbre también en nuestro vecindario, en Suramérica, es donde Costa Rica tiene que hacer valer esas fortalezas en esos valores, la fortaleza en su capital humano. Tenemos un capital humano que tiene mucha reputación. Es envidiado en el resto de la región. Somos un país según el Foro Económico Mundial con mayor talento humano en la región latinoamericana. Tenemos un respeto por el medio ambiente y una vocación conservacionista que ha llamado mucho la atención de socios comerciales, de diferentes organismos, en el concierto de las naciones. Tenemos, con todos sus desafíos porque nada es perfecto, un estado social de derecho bastante consolidado, donde invertimos casi el 10% del PIB en salud, en cuidar la salud de nuestros ciudadanos, casi el 8%, el 7.6% en educación, ¿qué se puede mejorar?, por supuesto que se puede mejorar. Son elementos muy fuertes que quienes quieran hacer negocios acá ven a Costa Rica como un oasis de estabilidad, y esa es la fortaleza. Pero no podemos quedarnos dormidos. Tenemos que salirnos de la zona de confort, y eso yo se lo digo a mi equipo casi que todos los días: nosotros los ticos a veces vivimos tranquilos, estamos bien pero podemos estar mejor. Entonces hay que pensar fuera de la caja, hay que salirnos de esa zona de confort, y hay que atender los retos que tenemos como país.