Edgar Fonseca, editor

La decisión de la administración Chaves de avalar el candidato del régimen de Daniel Ortega a la Secretaría General del SICA, generó críticas por quienes estiman que legitima un gobierno sancionado a nivel internacional por alegadas violaciones a los derechos humanos.

“Es una bofetada a Costa Rica”, reaccionó la expresidenta Laura Chinchilla, quien afirmó que el candidato de Managua, Werner Vargas, fue parte de la cancillería de Nicaragua mientras se ejecutó la invasión a Isla Calero, territorio tico, por tropas nicaragüenses en octubre de 2010, acción por la cual la Corte Internacional de Justicia de La Haya sancionó posteriormente a Ortega.

El anuncio del apoyo a Vargas lo dio a conocer ayer el Ministerio del Relaciones Exteriores en San José.

Informó que fue adoptada durante una sesión virtual del Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), en respuesta a la convocatoria realizada por Panamá, en su calidad de Presidencia Pro Témpore del Sistema de Integración, para avanzar en el proceso de elección del Secretario General del SICA.

Nueva terna

Según la Cancillería, durante la reunión, se consideró la nueva terna remitida por Nicaragua para asumir la Secretaría General del SICA. Lo anterior, en cumplimiento del acuerdo alcanzado por la Reunión de Presidentes en junio del 2017 que estableció: “continuar la rotación geográfica para la Secretaría General del SICA, […}, siguiendo el orden en que se ejerce la Presidencia Pro Témpore, correspondiendo la candidatura de Nicaragua a partir de 2021”.

Costa Rica se unió al consenso alcanzado en la reunión del Consejo de Ministros de elevar la terna a la Reunión de Presidentes y recomendar al Sr. Werner Vargas, exdirector Ejecutivo del SICA (2014-2020), para ser electo como Secretario General del SICA. Dicha terna y recomendación será remitida para consideración de la Reunión de Presidentes, a la que le corresponde la elección del Secretario General, como lo establece el Protocolo de Tegucigalpa.

Con esta decisión se avanza en el proceso de regularización del funcionamiento del SICA y con ello, la reactivación de la cooperación internacional para con la región.

Fuerte rechazo

El diario La Prensa de Managua destaca la el rechazo de la expresidenta Chinchilla a designar a la pieza de Ortega.

Laura Chinchilla, se ha pronunciado y ha dicho que otorgarle el cargo a uno de los candidatos de Ortega “es también dar una bofetada a Costa Rica. El puesto se le otorgaría a quien ocupó cargos en cancillería de Nicaragua cuando la invasión a Isla Calero y colaboró con la Corte Centroamericana de Justicia que se parcializó a favor del invasor y atizó aún más el conflicto”, ratificó el diario nicaragüense que solo circula en versión digital, ya que sus instalaciones fueron cerradas por el régimen de Ortega hace un año tras encarcelar a su gerente Juan Lorenzo Hollman. 

“Dar la Secretaría del SICA a Nicaragua es dar una bofetada a las víctimas de la represión y dar más poder al país que ha alterado el balance militar en Centroamérica y que ha aplaudido el horror de Rusia en Ucrania”, enfatizó la exgoberante tica en cuya administración se dio la invasión de Isla Calero.

Legitiman a un gobierno sin legitimidad

El exembajador de Nicaragua ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Arturo McFields, aseguró a LA PRENSA que actualmente el problema no es la persona que llegue a ostentar el cargo sino que “el problema es que el Gobierno de Nicaragua no es un gobierno legítimo, es el gobierno resultado de un fraude electoral y de un proceso en el que se pusieron en las rejas a todos los candidatos políticos; fueron unas elecciones que no tuvieron validez y que sus resultados no son reconocidos por más de 50 países en el mundo, el problema de fondo no es la persona, la persona puede ser excelente, pero no puede existir integración sin integridad, ese es el problema. Esto es totalmente negativo e inmoral”. 

“Al darle la Secretaría General del SICA le dan legitimidad y poder, más poder del que ya tiene el régimen y le dan impunidad para seguir matando al pueblo de Nicaragua, le están abriendo la oportunidad de obtener mayor financiamiento”, señaló el exdiplomático, quien denunció al régimen públicamente. 

McFields, a través de su cuenta de Twitter, señaló que “después de casi un año dictadura de Nicaragua rompe el hielo en América Central y está casi lista para asumir Secretaría General del SICA. Legitimidad y más poder. ¿Y los 184 presos políticos y los 355 asesinatos? Integración sin integridad”. 

Especial PuroPeriodismo: diario La Prensa, Managua