Edgar Fonseca, editor/Foto OIJ

Una gran red narco que operaba desde Hatillo bajo el mando de un individuo de apellido Rodriguez alias Pioja, fue desarticulada ayer martes tras un megaoperativo de OIJ con 34 allanamientos y al menos 19 detenidos.

La Sección Especializada Contra el Crimen Organizado del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) atribuye a dicha organización criminal narcotráfico y legitimación de Capitales, confirmó un comunicado oficial.

La investigación contra dicha red arrancó hace dos años en el barrio María Reina desde extendieron sus tentáculos a diversos puntos de la capital para una operación que les dejaban ganancias estimadas en ¢100 millones semanales, sostuvo el OIJ.

Contaban con apoyo de abogados-notarios y de un empleado de un banco estatal, según las averiguaciones policiales.

“Este caso aborda una estructura criminal muy intrincada, que tiene mucha planificación interna, una jerarquía muy fuerte y que gerencialmente está definida mediante la creación de capas que le permiten al líder controlar prácticamente todo este sector”, destacó Walter Espinoza, direcyor del PIJ, quien enabezó eloperatvo.

Los allanamientos lo ejecutaron partir de las 10 a.m. en sectores como:  Barrio María Reina en Hatillo, así como en Sabana oeste, en Alajuelita, en San Antonio de Desamparados, en San Antonio de Escazú, en San José centro y en Barrio González Lahman, San José.

Las autoridades decomisaron: 5 vehículos, 4 arma de fuego, 101 municiones, 486 dólares, 20.861.625 cólones, 9 paquetes de aparente cocaína, 1 cajeta de aparente marihuana, 4 paquetes aparente marihuana, 65 envoltorios aparente cocaína, 47 envoltorios aparente crack.

Estructura criminal total

OIJ ratificó que las pesquisas de este caso iniciaron en el año 2020 cuando se recibió información confidencial sobre el desarrollo de estas actividades ilícitas.

Durante el proceso de dicha investigación, los agentes judiciales obtuvieron información en la que se indicaba que el líder de esta banda, de 48 años, en apariencia había comenzado con el negocio de venta de droga cuando residía en el sector conocido como María Reina en Hatillo, añadió el reporte.

Según las investigaciones, el supuesto líder logró crear una estructura criminal la cual en apariencia abarcó todas las ventas de droga del mencionado sector, siendo que supuestamente ahí tenían su centro de operaciones, distribución y venta de droga tipo crack, marihuana, cocaína y éxtasis, entre otras.

Al parecer, esta agrupación generaba ganancias semanales de más de 100 millones de colones, lo que le permitió adquirir bienes como apartamentos y comercios en la zona de María Reina, así como en otros sectores de la capital, tal las pesquisas de la Sección Especializada Contra el Crimen Organizado.

OIJ confirmó que dicha organización criminal en apariencia logró reclutar a un funcionario de una banco estatal, así como abogados y notarios, quienes supuestamente desde el desarrollo de sus funciones han favorecido los intereses de esta banda delincuencial, con la facilitación de información sensible en procura de impunidad, cambio de dinero en la banca nacional, así como la certificación de documentos simulados para inscribir todo tipo de bienes, como vehículos de lujo y viviendas, entre otros.

Las 19 personas sospechosas de conformar esta organización criminal serán presentados con un informe al Ministerio Público, para que se les determine su situación jurídica.