Edgar Fonseca, editor/Foto La Prensa, Managua

Un total de 16 personas, 13 de ellas migrantes venezolanos, murieron anoche al car un bus repleto de pasajeros a un guindo en la cuesta Cucamonga, a la altura del kilómetro 160, en el departamento de Estelí, confirmó hoy el diario La Prensa de Managua.

  • Trece de los fallecidos son migrantes venezolanos. Todavía hay dos víctimas sin identificar. La Policía confirmó que el busero conducía a exceso de velocidad, añade el diario limitado a su versión digital tras ser confiscado hace un año por el régimen de Daniel Ortega.

La tragedia ocurrió entre las 6:30 y 7:00 de la noche, luego que una unidad de transporte colectivo de nombre El Segoviano chocó contra un vehículo particular, según el sitio Nicaragua Investiga.

Identifican víctimas

Los fallecidos venezolanos fueron Judith Maritza Cáceres Contreras, de 45 años; Franyel José Pérez Urroa, de 44 años; Alexis Rodolfo Hurdaneta, de 43 años; Arístides Brillembourg Arambulo, de 39 años; Jackson Jahir Somoza Niño, de 38 años; Joselyn Mariajosé Martel Bermúdez, de 38 años; Dalia Elena Soler Cortez de 37 años; Neomar Sulem Márquez Flores, de 36 Años; Antony Enrique Romero, de 31 Años; Eyner Edgardo Rodríguez Molina, de 30 años; Jordán José Castellano Castillo de 29 años, Cinthia Ninoska Estaba Rojas de 26 años; Juleana Beatriz Quiñónez Martel, de 20 años. Además del nicaragüense Lorenzo Alberto Mejía Leiva, de 42 años, quien era originario de Boaco, detalló el sitio Confidencial.

Los migrantes viajaban abordo del autobús de transporte público que cubre la ruta Managua – Jalapa y este impactó a un taxi y un automóvil privado y posteriormente salió de la vía y cayó a un precipicio. En el autobús viajaban 63 personas, 16 fallecieron (cinco mujeres y 11 hombres) y 47 personas más resultaron lesionadas.

Gran emergencia

Según reportaron medios oficialistas, los afectados, entre los que se encuentran adultos y menores de edad, fueron trasladados a Hospital San Juan de Dios de la ciudad de Estelí, mientras otros fueron llevados al Hospital de Condega.

Uno de los sobrevivientes que viajaba con su esposa y su hija, dijo que uno de los vehículos que venía frente al bus frenó «irresponsablemente», y el conductor, para no impactar contra ese medio, giró y perdió el control del colectivo, amplía el medio.

Miembros de la Policía Nacional y del cuerpo de Bomberos se presentaron a la zona del accidente, trabajaron en el rescate de las personas que todavía estaban dentro de la unidad de transporte, la cual, producto del impacto, terminó cayendo a un precipicio.