Edgar Fonseca, editor/Foto Guardacostas Seguridad CR

Una lancha que transportaba 569 kilos de cocaína y 9,5 kilos de marihuana fue interceptada la madrugada de este domingo por las autoridades a 61 kilómetros de la costa de puerto Limón, confirmó Seguridad Pública.

La intercepción de la nave sospechosa se dio gracias a la coordinación de Guardacostas, Costa Rica y un avión patrullero de EE.UU.

La embarcación era tripulada por dos individuos de nacionalidad colombiana: su capitán de apellido Robinson, de 41 años, y su compañero Briton, de 33 años, ninguno con registros migratorios en suelo costarricense.  

Persecución

Según Seguridad, la acción se dio a 1:33 de esta madrugada, cuando un avión patrullero estadounidense guió a una embarcación interceptora del Grupo de Operaciones Especiales (GOPES) del Servicio Nacional de Guardacostas hasta la lancha y los sospechosos 

Verificaron que se trataba de una nave rápida de 32 pies de largo, color blanco con morado, propulsada por dos motores de 90 HP, la cual carecía de bandera y matrícula. 

De acuerdo con el reporte oficial, tras realizar el abordaje de dicha nave, los guardacostas encontraron el cargamento de la posible droga en varios bultos cubiertos con una lona. 

Después de asegurar la escena y tener todo bajo control, los guardacostas solicitaron la dirección funcional del fiscal de turno de Limón, quien ordenó el traslado de las aparentes sustancias ilícitas, la embarcación y los tripulantes hasta el puesto del Guardacostas de Portete, Limón, agregó Seguridad. 

Los oficiales de la Policía Control de Drogas (PCD) determinaron que transportaba un total aproximado de 569 kilogramos de aparente cocaína y 9.5 kilogramos de supuesta marihuana (capullo). 

Seguridad detalló que una vez trasladados a tierra los sospechosos, el capitán de la embarcación capturada requirió de asistencia médica, pues debido a la intervención policial efectuada en altamar, este experimentó una crisis nerviosa. 

Una vez estabilizado dicho sujeto, las autoridades continuaron con las diligencias correspondientes, añadió el informe. 

Los oficiales también hallaron en el interior de la embarcación un total de 700 litros de aparente combustible, distribuidos entre seis estañones y 13 pichingas.