Edgar Fonseca, editor

Observadores independientes ven correcto el rumbo de las medidas fiscales anunciadas por el presidente, Rodrigo Chaves, el martes 16 de agosto al cumplir 100 días de gobierno.

Pero dudan de su compromiso con la contención del gasto.

Así coincidieron el exministro, Ennio Rodríguez, presidente del Colegio de Ciencias Económicas, y el exministro, exdiputado y exjefe campaña PLN, Francisco Chacón.

Rodríguez, exministro de Deuda Externa de la administración Monge (1982-1986), advirtió que no es el momento de polarizar al país con el tema de la posible venta del BCR.

“Siguen existiendo dudas en cuanto al compromiso del gobierno en contener debidamente el gasto público”, enfatizó Chacón, quien fue titular de Comunicación durante la administración Chinchilla Miranda (2010-2014).

Ambos fueron consultados por este editor tras los anuncios que hizo Chaves que impulsará en la Asamblea Legislativa proyectos para la venta del BCR, BICSA y del 49% de las acciones del INS, con el fin de destinar los recursos a aliviar la deuda pública.

No es el momento para polarizar con venta BCR

“En las circunstancias actuales con el IMAE mostrando una ralentización de la economía, un aumento de los hogares en condición de pobreza y alto desempleo, particularmente de jóvenes y mujeres, no es el momento oportuno para polarizar el país en torno a la venta del BCR”, puntualizó Rodríguez.

“Acciones para disminuir la deuda pública deben considerarse seriamente, aunque los montos no sean muy altos. Además, es cierto que las operadoras de pensiones necesitan diversificar riesgo y es muy oportuno que aumente la oferta de posibles inversiones en el país”, agregó.

“Una propuesta alternativa –dijo– sería realizar con el BCR un esquema similar al propuesto para el INS: una venta de hasta el 49% de las acciones a las operadoras de pensiones, pero en acciones solo transferibles a otras operadoras de pensiones. Estas ventas podrían realizarse mediante un canje de deuda de bonos de gobierno (lo cual asegura que el destino de la venta sea solo para reducir la deuda pública). Podría considerarse, de ser necesario, una gradualidad de acuerdo con los análisis de riesgo de concentración de cartera de las operadoras. El BCR continuaría siendo un banco estatal, por lo que clientes importantes como la Corte Suprema de Justicia podrían continuarlo siendo”. 

“Bajo esta modalidad –añadió– podría incluirse al BNCR, que representa un monto más significativo. Por su parte, BICSA es un banco cuyos propietarios son el BCR y el BNCR, por lo cual su venta es una decisión de conveniencia de sus dueños; es decir, no genera posibilidades de disminuir la deuda pública.

“Una discusión conexa son las cargas parafiscales que pesan sobre los bancos del Estado y si lo más conveniente no sería que se incorporen al régimen de impuesto de la renta como otros bancos, lo cual significa que debe solucionarse el financiamiento de las instituciones que dependen, como destino específico, de los recursos producto de estas cargas parafiscales. Esta discusión no tiene que ser inmediata, como sí lo sería en el caso de una venta total del BCR”, afirmó Rodríguez.

Dirección correcta

“El conjunto de anuncios en materia fiscal que ha realizado el Gobierno señala una dirección correcta”, destacó.

“Pero -sostuvo– se requiere una especificación de detalles técnicos fundamentales para especificar la ruta fiscal. Son necesarias proyecciones de ingresos, tanto por mejor gestión como por nuevas fuentes como la anunciada renta global. También se requieren conocer las proyecciones de gastos en dirección hacia una consolidación fiscal, que incluyan las proyecciones en cuanto a mejorar el perfil de la deuda (particularmente en cuanto a vencimientos), el compromiso con la regla fiscal y contención del gasto. Finalmente, es indispensable conocer sus proyecciones de superávit primario y de evolución de la deuda pública.

Mayor claridad en la ruta fiscal

Para el exministro Francisco Chacón, los anuncios del mandatario dan mayor claridad en la ruta fiscal de la administración.

-El anuncio de la venta de los bancos BCR y BICSA, y del 49% de acciones del INS, ¿es una medida correcta, oportuna, para atender el elevado monto de la deuda pública?

-La propuesta es una que va en la dirección correcta, sobre todo en el caso del BCR y BICSA. Ahora bien, el proceso debe garantizar condiciones idóneas y, además, debe venir acompañado con medidas que aseguren que los recursos serán utilizados para amortizar la deuda y que haya disciplina en el gasto. No tendría sentido vender activos para utilizar los recursos en alimentar los gastos del Estado.

-Dicho anuncio al igual que ratificar la gestión de emisión de eurobonos, ¿dan claridad sobre la ruta fiscal del gobierno?

-Dan mayor claridad, pero es apenas un primer paso. Siguen existiendo dudas en cuanto al compromiso del gobierno en contener debidamente el gasto público.

-¿Qué otras medidas, estima, deberían ser prioritarias para complementar estos anuncios y contribuir en la atención del monto de la deuda pública?

-El gobierno debe mostrar la misma convicción en el cierre de varias instituciones estatales que se sabe son ya obsoletas y no cumplen mayor función. La lista es larga y el gobierno debe acometer esa lucha cuanto antes. Asimismo, debe despejar cualquier duda en cuanto a las intenciones de flexibilizar la regla fiscal.