Especial PuroPeriodismo, 14 y medio, La Habana

-En Cuba tener un alto cargo lleva el “privilegio” de poder darse atracones de comida, mientras la mayor parte de la población lidia con las dificultades de encontrar algo que poner en el plato, denuncia el sitio 14ymedio desde La Habana

Un hombre con una barriga de 144 centímetros de circunferencia fue el ganador, el pasado jueves, de un concurso de gordos en celebración del Día del Padre en Nicaragua. El peculiar galardón ha llamado la atención de los cubanos, que en los últimos años han visto adelgazar a sus familiares por la crisis mientras la panza de los altos dirigentes crece cada día como lo muestran las imágenes publicadas en la prensa oficial.

Ricardo Páiz, de 60 años, es el orgulloso nicaragüense que arrasó en la competencia de barrigas en el concurso “Papá Panzón”, pero si el certamen se realizara en la Isla es muy probable que sus primeros lugares recaigan sobre algún que otro cuadro del Partido Comunista, el administrador de una entidad estatal o los Gobernadores provinciales, buena parte de ellos con problemas de sobrepeso.

Aunque el exceso de kilogramos está asociado generalmente a una mala nutrición, en Cuba tener un alto cargo lleva el “privilegio” de poder darse atracones de comida, mientras la mayor parte de la población lidia con las dificultades de encontrar algo que poner en el plato.

Especial PutoPeriodismo, 14ymedio, La Habana