Especial PuroPeriodismo/DW, Alemania

Miles de rusos intentan abandonar su país por miedo a que los envíen al frente de guerra con Ucrania, destaca el sitio DW de Alemania.

Según el Ministerio de Defensa, solo se trataría de 300.000 hombres, de no más de 55 años y que hayan prestado ya servicio. Sin embargo, los medios rusos informan de hombres mayores, sin experiencia en el Ejército y que también han recibido la convocatoria para formar parte de la “movilización parcial”.

La Novaya Gazeta Europa, sitio online crítico con el gobierno, incluso afirma que el número previsto es de hasta un millón. El Kremlin lo niega, pero la gente está insegura.

“En verdad, no tengo miedo. Si quieren, conseguirán tomarlos a todos de igual manera”, dijo con resignación Mikhail Bayankin, un trabajador de almacén de 28 años de la ciudad de Cherepovets. Sin embargo, él nunca empuñará un arma, porque no tiene claro los objetivos de la llamada “operación especial” militar: “Hablan de algún tipo de obligación. ¿Qué obligación? Si nuestro país hubiera sido atacado, entonces sí, pero aquí estamos nosotros mismos atacando a un país vecino”, alega DW.

Kilómetros de colas en las fronteras

Muchos hombres en Rusia piensan como Mikhail. Se suben al coche o al avión y se van. Los que no tienen visa viajan a Georgia, Kazajistán o Mongolia. Hay gente que informa en las redes sociales de kilómetros de colas en las fronteras de esos países. Los que tienen dinero, vuelan a Emiratos Árabes Unidos o Turquía, o a Serbia y Finlandia, destinos también populares.

Especial PuroPeriodismo, DW, Alemania