Edgar Fonseca, editor

El Obispo que en Costa Rica acogió a las Misioneras de la Caridad, tras ser expulsadas de Nicaragua, denunció el “terrorismo” de la dictadura de Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo, y exigió la libertad de Mons. Rolando Álvarez, secuestrado desde el pasado 19 de agosto, destaca el sitio católico ACI Prensa.

“¿Dónde está mi hermano Rolando Álvarez? Hoy cumple 15 días de haber sido secuestrado Monseñor Rolando Álvarez por parte de la Policía Nacional de Nicaragua”, escribió Mons. Manuel Eugenio Salazar Mora, Obispo de Tilarán-Liberia, en su cuenta de Facebook el 2 de septiembre.

“Monseñor Rolando Álvarez, Obispo de Matagalpa, voz profética de Nicaragua, sigue preso en casa de habitación, ‘por una procesión con el Santísimo’”, continuó el Prelado recordando las imágenes que dieron la vuelta al mundo en las que el Obispo portaba la Custodia con Jesús Sacramentado, rodeado por la policía orteguista.

“Él no quiere dejar su Tierra y la dictadura quiere desterrarlo. ¡Está rodeado por la policía como un criminal, aislado e incomunicado! Oremos por su integridad física”, aseveró monseñor Salazar, según dicho sitio.

“Su Pueblo sufre, su clero sufre por su excelente pastor”, lamentó.

Rolando Álvarez es el actual Obispo de Matagalpa y sufre la persecución de la dictadura de Ortega y su esposa, Rosario Murillo, en el poder desde hace 14 años gracias a elecciones que han sido calificadas por muchos como fraudulentas.

Las críticas del Prelado le han valido estar en prisión domiciliaria en casa de sus padres en Managua, mientras que otros sacerdotes están secuestrados en la cárcel de torturas El Chipote.

Especial PuroPeriodismo: ACI Prensa