El ojo del huracán Ian, considerado “extremadamente peligroso” por las autoridades estadounidenses, tocó tierra este miércoles cerca de Cayo Costa, en el suroeste de Florida, con vientos de 240 kilómetros por hora, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EE.UU., destaca el sitio DW de Alemania.

El fenómeno ya ha provocado inundaciones que han sido calificadas de “catastróficas”, añade dicho sitio.

En Florida, Ian dejó sin electricidad a más de un millón de hogares, según el sitio especializado PowerOutage, que registra los cortes de energía en Estados Unidos. Las calles de Punta Gorda, en el sur del estado, por donde todavía caminaban algunos transeúntes al mediodía, se vaciaron repentinamente, mientras el cielo se tornaba grisáceo y los chubascos se intensificaban.

Fuertes vientos, correspondientes a la categoría 4 de la escala Saffir-Simpson, aunque rozando la 5, que es la máxima, arrancaron las ramas de muchas palmeras en el centro, haciendo tambalearse incluso los postes eléctricos, cuando el ciclón todavía estaba a unos 40 kilómetros de la ciudad. Además, se produjeron marejadas ciclónicas, lo que aumenta el nivel del mar e inunda áreas costeras, según DW.

Desaparecidos en el mar

En Naples, en el suroeste de Florida, imágenes del canal MSNBC mostraban calles completamente inundadas y autos flotando en la corriente. “Esta es una tormenta de la que se hablará durante muchos años”, dijo el director del Servicio Meteorológico Nacional (NWS), Ken Graham, en una conferencia de prensa.

Aunque se espera un debilitamiento de los vientos después de tocar tierra, Ian podría estar cerca de la fuerza de huracán cuando se mueva sobre la costa este de Florida mañana y cuando se acerque al noreste del estado, Georgia y Carolina del Sur el viernes.

Extremadamente peligroso

La pared del ojo “extremadamente peligrosa” del huracán Ian de categoría 4 comenzó a moverse a tierra en el suroeste de Florida este miércoles por la mañana con un poderoso campo de viento que cubrió casi la mitad del estado, informa The Miami Herald.

Ian podría provocar daños catastróficos en la costa suroeste de la costa del golfo mientras azota gran parte de Florida con vientos huracanados y tormentas tropicales y lluvias torrenciales de hasta dos pies, agrega dicho sitio.

Marejada ciclónica

Pero la preocupación más inmediata y potencialmente mortal fue la marejada ciclónica: las aguas del Golfo de México empujadas tierra adentro por Ian.

Las predicciones de marejada del Centro Nacional de Huracanes se dispararon durante la noche a 12 a 18 pies para Englewood a Bonita Bay, un pronóstico tan alto que se agregó un nuevo color al mapa de predicción de marejada ciclónica máxima del Centro Nacional de Huracanes, agrega el Herald.

Ian era una tormenta masiva y para el miércoles por la mañana, sus bandas exteriores ya azotaban el suroeste de Florida con ráfagas de hasta 98 ​​mph mientras la pared del ojo azotaba las islas Sanibel y Captiva. El sur de Florida vio tornados durante la noche que volcaron aviones pequeños y derribaron árboles grandes, y Key West registró uno de sus niveles de marejada ciclónica más altos durante la noche. El agua de mar aún permanecía en muchos vecindarios, incluso en secciones de la famosa calle Duval y dentro de las casas, añade dicho medio miamense