Edgar Fonseca, editor

La ruta nacional 2, en el sector de Cambronero Alto de Santiago, San Ramón, nunca tuvo un cierre total vehicular, pese a la emergencia que enfrentó hace un mes por deslizamientos y que culminó el sábado 17 de setiembre con la caída a un guindo de un bus del servicio a Santa Cruz, Guanacaste, con saldo de nueve muertes y decenas de lesionados.

El bus transportaba 63 pasajeros.

Así lo confirmó ayer en una comisión legislativa investigadora Mauricio Sojo, gerente a.i. la Región Central del Consejo Nacional de Vialidad (CONAVI).

Fue arrastrado por un deslizamiento en momentos que llovía torrencialmente en el sitio.

La emergencia se suscitó a las 4 .m. y tres hora antes un jerarca no identificado de MOPT dio la orden de reapertura de paso.

Sin cierre total

Pese a la amenaza de derrumbes la ruta nunca tuvo cierre total.

“Nunca hubo un cierre total”, confirmó Sojo ante diputados de la comisión de Infraestructura que investigan la tragedia.

La ruta tuvo cierres parciales a lo largo de esa semana y el viernes fue reabierto el paso a la 1 p.m.

Se desconoce quién dio la orden de reapertura pese al riesgo de derrumbes que existía debido al mal tiempo en dicho sector.

Ratificó que la “vía siempre estuvo abierta, pero con cierres controlados”.

Tras la tragedia, el MOPT clausuró el paso por la ruta para trabajos de estabilización que podrían prolongarse unos seis meses.

Sin protocolo

Sojo también contradijo versiones del ministro del MOPT, Luis Amador, sobre un protocolo que supuestamente rige en caso de emergencias como la suscitada en la ruta 2 en aquella fecha.

Según alegó el jerarca el domingo 18, tras la tragedia, hay un protocolo, en el cual los ingenieros en sitio hacen una valoración integral de la limpieza que se ha hecho del riesgo que existe.

Supuestamente emiten un informe que envían al supervisor o a quien coordine las acciones en campo y, con base en eso, se da una orden de reapertura de la vía si se estima que no hay riesgo, sostuvo Amador, en medio de fuertes críticas por la respuesta institucional ante dicha emergencia

Amador afirmó en aquel momento que el día de la tragedia se siguió dicho protocolo.

“Eso es el protocolo que se sigue y ese es el protocolo que se siguió el día de ayer”, insistió.

Según su versión, el punto en el que se vino este derrumbe que, es un punto cercano al punto donde estaban limpiando, pero no es el mismo punto.

Sin embargo, en sus manifestaciones ante los diputados, el funcionario Sojo aseveró ayer que no existe un protocolo para activar en todas las vías. Rige uno para la 32 y tratan de replicarlo en el resto de rutas.