• El uso recurrente del estado de excepción en Ecuador genera dudas. El Estado parece haber perdido el control de las cárceles, centros del crimen. ¿Inacción, ineptitud o complicidad?, destaca el sitio DW de Alemania

PuroPeriodismo/Especial DW, Alemania/Foto Twitter El Universo, Quito

“Esta es una declaración de guerra contra el Estado, el Gobierno y la sociedad civil”, dijo el presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, el 1 de noviembre, explicando las razones por las que impuso, por cuarta vez consecutiva, el estado de excepción.

Refiriéndose a los últimos atentados con bomba y ataques a la fuerza pública, Lasso aclaró en rueda de prensa que la “lucha estatal contra los privilegios en los  cuarteles generales del crimen en los centros de reclusión” ha sido respondida con “terrorismo”.

Amparado en el artículo 164 de la Constitución de Ecuador, el presidente puede ordenar el estado de excepción en caso de “agresión, conflicto armado internacional o interno, grave conmoción interna, calamidad pública o desastre natural”.

Con el estado de excepción, las autoridades ecuatorianas pueden suspender o limitar el derecho a la inviolabilidad de domicilio y correspondencia, libertad de tránsito, de asociación, de reunión y de información.

En Ecuador se han decretado cuatro estados de excepción en lo que va de 2022:

1° Estado de excepción en provincias costeras

El 29 de abril de 2022 se decretó el estado de excepción y toques de queda en las tres provincias costeras de Guayas, Manabí y Esmeraldas, desplegando 4.000 policías y 5.000 efectivos de las fuerzas armadas, para “contrarrestar la violencia generada por el narcotráfico”.

2° Trece días de paro nacional

El 20 de junio de 2022, Lasso dispuso el estado de excepción en Pichincha, Imbabura, Cotopaxi, Tungurahua, Chimborazo y Pastaza por “grave conmoción interna”.

La medida generó un “levantamiento indígena nacional”. Derogarla fue una de las garantías exigidas por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) para acceder a la mesa de negociaciones. Sus peticiones: empleo, derechos laborales, combate a la especulación, precios justos para la producción agrícola, reducir y congelar precios de los combustibles.

3° Control de armas, tráfico de drogas y patrullas

El 19 de octubre, Ecuador impuso el estado de excepción en las provincias de El Oro, Guayas, Santa Elena, Manabí, Los Ríos, Esmeraldas, Santo Domingo de los Tsáchilas, Pichincha y Sucumbíos.

El mandatario anunció la creación de una unidad de protección legal de la fuerza pública.

Especial PuroPeriodismo/DW, Alemania