Edgar Fonseca, editor

En medio de una ola de cuestionamientos técnicos y políticos, el gobierno anunció este martes que retira de la discusión legislativa el plan de venta del BCR.

La información la confirmó a diputados el ministro de Hacienda, Nogui Acosta.

Reconoció que hay cuestionamientos a la eventual transparencia de las negociaciones.

“Las observaciones que se han hecho en la discusión nos han hecho plantear la necesidad de desconvocar este proyecto de ley a partir de este momento”, dijo Acosta ante diputados de la Comisión de Asuntos Económicos.

Buscarán consenso para echar a andar de nuevo la iniciativa.

“No debería despegarnos del objetivo país y es que la relación deuda-PIB esté por debajo del 60%”, añadió.

El plan ha sido objeto de cuestionamientos por parte de la Contraloría General de la República, jerarcas del banco, los principales partidos en el Congreso y expertos que estiman que no es transparente ni viable la actual propuesta.

El PUSC y Nueva República anunciaron que no darán sus votos al proyecto.

El plan necesita de 38 votos para ser aprobado.

El 16 de agosto, al cumplir los primeros 100 días de gobierno, el presidente Rodrigo Chaves anunció la posible venta de dicho banco y lo ha criticado por corrupción e ineficiente.

Chaves insiste que es mejor privatizarlo.

Estima que la venta aportaría un 3% al pago de intereses de la deuda pública.

Chaves también intenta vender el banco internacional BICSA, propiedad conjunta del BCR y del Nacional.

Y planteó la posible venta del 49% de las acciones del INS, lo cual quedó en suspenso hasta el próximo año.