Edgar Fonseca, editor

El Servicio Jesuita para Migrantes Costa Rica rechazó las advertencias del presidente Rodrigo Chaves, de no admitir a más extranjeros que lleguen por razones económicas, destaca el sitio La Prensa de Managua. 

Le recordó al mandatario que el país está suscrito a los Derechos Humanos internacionales, por lo que dicha posición podría dejar en “mayor vulnerabilidad” a los refugiados.

“Uno llega hasta donde le alcanza y lamentablemente a nosotros nos dejó de alcanzar hace mucho tiempo”, advirtió Chaves el miércoles durante la conferencia de prensa semanal.

No podemos seguir aceptando gente que no son refugiados políticos, que son refugiados económicos“, afirmó.

Según Marlen Luna Alfaro, Directora de Migración y Extranjería, hay más de 215 mil solicitudes de refugio en el país, en su mayoría de nicaragüenses.

Las solicitudes están pendientes de resolución por falta de personal.

Aparte de nicaragüenses, en menor número piden refugio venezolanos y colombianos.

Rechazan advertencias

“Rechazamos categóricamente las advertencias del presidente Rodrigo Chaves que pueden colocar en circunstancias de mayor vulnerabilidad a las personas refugiadas en Costa Rica”, destacó el organismo defensor de migrantes. 

El documento del Servicio Jesuita para Migrantes Costa Rica, que está respaldado por la Red Jesuita con Migrantes Centroamérica, de Latinoamérica y el Caribe, retomó tres fases de Chaves para contrargumentarlo.

“DON RODRIGO sepa usted que la revisión de las solicitudes de refugio es competencia de las autoridades establecidas en la legislación vigente del país. En primera instancia, la Comisión de Visas Restringidas y Refugio y en segunda instancia, el Tribunal Administrativo Migratorio (TAM), quienes deciden el otorgamiento del estatus de persona refugiada en el país, según los estándares y acuerdos internacionales, que en materia de Derechos Humanos han sido suscritos por Costa Rica”, aclara de entrada la misiva abierta, dirigida al mandatario.

“Las personas solicitantes de refugio tienen la obligación de someterse al procedimiento establecido por ley. Tampoco es un asunto nuevo, las limitaciones que, por décadas han enfrentado las instancias encargadas de este reconocimiento, para cumplir en tiempo y forma con todos los procesos que tienen a cargo”, aclaró el organismo, según La Prensa.

Migrantes buscan resguardar su vida

En cuanto a la afirmación de Chaves, de que los migrantes llegan a Costa Rica para quedarse ahí, el Servicio Jesuita destacó que las personas salen de su nación huyendo, para resguardar su integridad física y emocional, por lo que “es fundamental no caer en un tratamiento ligero de la tragedia que significa la movilidad forzada de personas y la complejidad de los flujos migratorios que suceden en Costa Rica y el resto del continente”.

Especial PuroPeriodismo/La Prensa, Managua