PuroPeriodismo/Getty Images

Un nuevo terremoto azotó este lunes (20.02.2023) a la zona fronteriza entre Siria y Turquía, la misma que hace exactas dos semanas sufrió dos fuertes movimientos telúricos que destruyeron decenas de miles de hogares y causaron la muerte de al menos 47.000 personas en ambos países, 41.000 de ellas en Turquía, informa DW de Alemania.

Los primeros reportes de las autoridades turcas afirman que se trató de un sismo de magnitud 6,4. Testigos en la ciudad de Antakya reportaron daños en los edificios que permanecían en pie tras los sismos 7,8 y 7,5 del pasado 6 de febrero, así como escenas de pánico entre quienes ahora pernoctan en tiendas de campaña, añade dicho sitio.

El nuevo sismo generó pánico entre algunos residentes.

El epicentro del sismo, el más fuerte de los miles registrados en las últimas semanas, fue localizado en el distrito de Defne (provincia de Hatay), a 2 kilómetros de profundidad, según el Centro Sismológico Europeo Mediterráneo (EMSC) y fue sentido también en Egipto y Líbano.

Información en desarrollo