Edgar Fonseca, editor/Google Images

La Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (ARESEP) alertó de un posible incremento en las tarifas eléctricas en 2025 por el alto gasto energía térmica, lo cual niega el ICE.

Según Aresep, la generación térmica del 2024 sería alrededor del 10% del total del Sistema Eléctrico Nacional (SEN).

El alza eventual en tarifas sobrevendría debido al mayor consumo de energía térmica, es decir se usa diésel y búnker para generar la energía que ha requerido el país a lo largo del 2023 y durante los primeros meses del 2024, añadió un comunicado del ente regulador.

La información real disponible al cierre del mes de abril de 2024 advierte que el 1 de enero de 2025, la Autoridad Reguladora tendrá que reconocer al sistema de generación del ICE alrededor de ¢193 mil millones, lo que implicaría un aumento del factor Costo Variable Generación (CVG) que se sitúa alrededor del 43% (para este año el factor CVG es del 31,43%), citó el comunicado.

Este impacto estimado, advirtieron, podría variar (hacia arriba o abajo) dependiendo de la evolución que tenga el sistema de generación en lo que resta del año.

El ICE lo niega

El ICE negó que se vaya a dar dicho incremento en tarifas.

En las estimaciones tarifarias de 2024 y 2025 se consideraron las afectaciones de la generación eléctrica en el escenario de la época seca atípica del fenómeno El Niño, según el comportamiento climático proyectado para este período, un factor que podría variar y que no depende del Instituto, añadieron.

Según el ICE, el el ajuste por CVG para el 2025 será menor al vigente en 2024, incluso podría tener una leve reducción. Estos cálculos hacen ver que el efecto que percibirá el consumidor final en la tarifa sea nulo o menor al actual. 

Destacaron que mantienen acciones para enfrentar las afectaciones de la generación por causa del actual fenómeno climatológico para abastecer de manera efectiva la demanda eléctrica nacional. 

Marco Acuña, presidente de Grupo ICE, dijo que han implementado una estrategia enfocada en la estabilización tarifaria que promueva el desarrollo del país y aporte a la calidad de vida de la sociedad costarricense.

El ICE acaba de pasar por un tenso momento cuando estuvo a punto de aplicar racionamientos en escala nacional debido a los severos descensos en reservas de las principales hidroeléctricas del país.

El plan de racionamiento, por primera vez en 17 años, fue previsto para la semana del 13 al 18 de mayo.

Finalmente no lo aplicaron al subir levemente, con las primeras lluvias, los niveles los embalses de las hidroeléctricas y a la compra de energía, por monto no determinado, a El Salvador.

Deja un comentario