PuroPeriodismo/BBC Mundo

Tras 10 horas de travesía, el vuelo SQ321 de Singapore Airlines sufrió el martes una turbulencia extrema que dejó un saldo de un muerto y decenas de heridos.

En pocos minutos, el avión se elevó y cayó repetidas veces hasta descender por cerca de 1.800 metros. Imágenes de la aeronave, así como de los pasajeros y tripulantes a bordo, muestran el impacto de la violenta sacudida.

Las turbulencias son un fenómeno frecuente en los vuelos. Es casi de rutina que el anuncio que indica que debes ajustarte el cinturón de seguridad (además de durante el despegue y el aterrizaje) se encienda varias veces a lo largo del viaje.

Sin embargo, la turbulencia que sacudió al vuelo que se dirigía de Londres a Singapur –y que se conoce con el nombre de turbulencia de aire claro, o en cielos despejados o CAT, por sus siglas en inglés- es un fenómeno extremadamente raro.

PuroPeriodismo/BBC Mundo

Deja un comentario