Edgar Fonseca, editor/Foto Facebook Daniel Vargas

El chef Daniel Vargas, quien intentaba convertirse en el segundo costarricense en escalar la cima del Monte Everest, fue rescatado en las últimas horas de emergencia, vía helicóptero, por razones de salud, confirmó él mismo en sus redes.

“Dios sabe por qué hace las cosas y estoy totalmente de acuerdo”, contó en un video en redes.

“El médico me dijo que si hubiera seguido al campamento tres, hubiera perdido el conocimiento y que un rescate en ese punto es sumamente complicado y hubiera sido catastrófico”, reconoció.

“No se imaginan la fiebre que tengo, me duele un montón la cabeza. Pero tengo demasiada fiebre”, remarcó.

“Nos cuesta entender por qué pasan este tipo de cosas”, enfatizó.

El escalador Warner Rijas es el único nacional que ha logrado conquistar la máxima cima mundial.

Lo alcanzó el 24 de mayo 2012.

En 2023 fracasó en un segundo intento.

Último empujón

El 14 de mayo, Vargas se mantenía optimista sobre el ascenso.

“Lakpa Sherpa y yo a pocas horas de iniciar nuestra subida a la cima”, relató en Facebook.

“Ha sido una espera larga para obtener una buena ventana de clima, días con mucho viento, días con mucha nieve, noches en las que no he podido dormir bien por varias razones, cambios de fecha que mentalmente afecta, etc. Sin embargo la espera se acabó y estamos muy entusiasmados en realizar este último empujón para finalizar esta aventura con éxito. De corazón mil gracias por todo el apoyo que me han brindado, tantas buenas vibras y bendiciones han aligerado mucho la dificultad de este reto. Un fuerte abrazo. Gracias por el apoyo”, consignó en el mensaje.

“Día 6 de descanso. Nos cayó nieve en el campamento base, un día muy frío, sin embargo lo usé para leer y escribir mucho.Ya estamos a pocos días de irnos de nuevo para arriba, pero esta vez a la cima. Vamos con todo”, narró el 5 de mayo cuando empezaba el ascenso.

El trayecto más peligroso

El 29 de abril relató lo que calificó como el trayecto más peligroso en el ascenso.

“Realicé con éxito la rotación de campos. Salimos a las 2 am desde el campamento base, cruzamos el glaciar Khumbu con focos en la cabeza.Este primero tramo es un reto enorme e incluso está considerado el trayecto más peligroso en la expedición del Monte Everest.Caída de pedazos enormes de hielo, cruzar grietas súper profundas, subir paredes con cuerdas, hacer rapel. Y lo peor de todo, es un terreno cambiante, por lo que a veces las cuerdas guías se pierden.

“Luego de 5 horas y 30 min, llegamos al campamento #1 a 6100 msnm. Ahí nos dieron té y sopa que supo a gloria. Se suponía que íbamos a dormir ahí pero mi Sherpa Lakpa me vio bien físicamente y me propuso descansar un poco y seguir caminando al campamento #2 a 6400 msnm. Acepté la propuesta, me puse bloqueador y vaselina en la cara y seguimos.

“Este tramo fue gradualmente ascendente, mucho sol y reflejo lo cual empezó a afectarme la vista aunque tuviera anteojos especiales. Seguimos caminando y llegamos al campamento #2. No tuve ninguna molestia debido a la altura, sin embargo estaba bastante cansado, me metí a mi tienda e hice una siesta de casi 2 horas. Me levanté y me puse ropa caliente, cenamos bastante temprano y nos fuimos a dormir. Compartí tienda con una persona de Pakistán muy amable. La noche estuvo muy ventosa y fría.

“Al día siguiente desayunamos y caminamos hasta casi llegar al campamento #3 a 6800msnm. Me sentí muy bien físicamente y mi Sherpa y yo decidimos bajar ese mismo día al campamento base. Fue una caminata muy larga. Llegamos al campamento #1 y tuvimos que esperar 4 horas ya que habían muchos reportes de avalanchas y deslizamientos de hielo en el glaciar. En el momento que del Sol dejó de pegar directo decidimos arrancar nuestro descenso. Fue muy estresante y peligroso, escuchábamos pedazos de hielo caer a nuestra espaldas, y ver la cara de mi Sherpa viéndome a mis ojos y decirme “Necesito que corra”, no es nada vacilón. Al final, llegamos sanos y salvos al campamento base, me recibieron con una cena de Sardina frita con papas y ensalada, pude comunicarme con mis seres queridos después de 2 días sin internet y pude dormir delicioso.

¿Retos sin riesgo?

“¿Qué son los retos si uno no arriesga? Qué son los sueños si uno no va tras ellos? Qué es la vida si uno no la vive haciendo lo que realmente le apasionan?, posteó su compañera Shirley Álvarez en Facebook esta mañana de sábado tras conocer la emergencia de Vargas.

“La valentía de vivir experiencias increíbles y la humildad de reconocer que hay situaciones que no podemos controlar es lo que nos hace grandes. Qué orgullo ver tu disciplina, pasión y entrega en toda esta travesía. Mi campeón”, destacó.