La Internet está llena de gente loca  que le gusta escalar estructuras escalofriantemente altas para luego tomar fotos y videos de sus hazañas. Pero el trabajo de Tom Ryaboi parece tener esta afición en un ámbito de las bellas artes con sus paisajes urbanos de aventureros que tienen mucha comodidad en lo alto de los rascacielos.