La primera operación de este tipo se llevó a cabo en Nueva York, informa El Mercurio de Chile. Se trata de una joven rusa de 25 años que decidió colocarse en una córnea un pequeño brillante de platino. La Academia Americana de Oftalmología alertó de lo peligroso de este tipo de intervenciones.

Leer más