El millonario despilfarro en la colocación de enormes estructuras de lata que semejan árboles en la capital nicaragüense, un plan impulsado por la primera dama Rosario Murillo, mano derecha del gobernante Daniel Ortega, fue denunciado por el diario La Prensa de Managua.

Cada uno de los 134 “arbolatas” que ya están instalados en Managua cuesta 25,000 dólares”, denuncia el diario.

Y añade: “O sea que se ha gastado en ellos unos 3.35 millones de dólares; y por su iluminación, “solo en 2015 se habrá pagado una factura de 1.1 millones de dólares”. Ese gasto excesivo, innecesario e indebido no sale de las cuentas bancarias de la familia gobernante, es sacado de los tributos que pagan todos los nicaragüenses. Con ese dinero, según opinan algunos expertos, “se hubiese podido reforestar completamente Managua este año para evitar las inundaciones o mejorado el acceso al agua potable a miles de familias del Corredor Seco o reconstruido escuelas y hospitales”.

 

 

Leer más