Buscan pruebas de supuesto tráfico de influencias de exmagistrado Gamboa

848

Edgar Fonseca, editor

La Fiscalía General de la República allanó la mañana de miércoles la residencia del exmagistrado Celso Gamboa en Tres Ríos en averiguaciones de un supuesto tráfico de influencias con diputados.

El Ministerio Público confirmó la acción judicial.

“Desde las 6:00 a.m. se realiza un allanamiento en la casa del exmagistrado Gamboa”, agregó la Fiscalía.

La diligencia –según la Fiscalía– obedeció a una causa penal abierta la semana anterior por presunto tráfico de influencias, por aparentemente solicitar a diputados y diputadas que se ausentaran de la votación en la que se le podía destituir del puesto.

La Fiscala Emilia Navas ratificó que se trató de un allanamiento y registro en la vivienda de Gamboa Sánchez.

¿A qué causas corresponden estas diligencias?

-Es una diligencia que se ordenó dentro de una investigación que se abrió en contra de él por el presunto delito de tentativa de tráfico de influencias.

¿Qué tipo de evidencias se están buscando?

-Dispositivos electrónicos, documentos y cualquier otra que hallemos relacionada con los hechos en investigación.

Gamboa fue destituido por los diputados la semana anterior.

Aparece vinculado a distintas causas penales y administrativas tras verse envuelto en el escándalo del “cementazo” luego de haber coincidido en octubre 2016 en un viaje a Panamá con el empresario importador de cemento chino Juan Carlos Bolaños Rojas.

El interés de la Fiscalía es decomisar prueba de interés para el expediente.

Doy la cara

“Doy la cara como siempre la hemos dado, de la manera más proba posible”, dijo Gamboa a la prensa tras concluir el allanamiento. “Como siempre, dando la cara y procurando que se llegue a la verdad real de los hechos”, enfatizó ante los medios.

En octubre anterior, tras ser separado de su cargo de magistrado, la Fiscala Navas allanó su despacho en la Corte Suprema de Justicia, en un acto sin precedentes.

Gamboa niega cualquier acción anómala de su parte en los hechos que se le atribuyen.

La semana anterior justificó sus contactos con diputados al alegar que buscaba que no lo destituyeran sino que le dieran chance de renunciar. Amenaza con una demanda contra el Estado por la acción legislativa de destituirlo bajo votación nominal -pública- y no secreta como él pretendía.