Edgar Fonseca, editor/Foto Jessica Orellana, El Diario de Hoy, San Salvador

El Salvador registró el 31 de marzo su primera muerte por coronavirus en el hospital Saldaña. Se trata de una mujer mayor de 60 años que se encontraba en estado crítico, la cual vino al país procedente de Estados Unidos, según confirmó el presidente de la República, Nayib Bukele, destaca El Diario de Hoy de San Salvador.

Bukele impone desde hace casi un mes un riguroso estado de excepción ejecutado por militares y policías a lo largo y ancho el país.

Patrullas blindadas vigilan accesos a hospitales, según imágenes del diario.

Niega que contaminara

Bukele, en su cuenta de Twitter, expresó que el lunes de esta semana la señora entró a estado crítico; sin embargo, siempre estuvo en cuarentena desde su ingreso al país y no tuvo nexo epidemiológico con ninguna persona, cita el diario.

El ministro de Salud, Francisco Alabí, informó después en conferencia de prensa, que la paciente ingresó el 12 de marzo y “desde ayer tuvo deterioro progresivo” y se le dio todos los cuidados médicos, pero no se pudo hacer más.

El representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en El Salvador, Carlos Garzón, también lamentó la muerte de la señora. La paciente no tenía indicios de morbilidad, indicó Alabí, y agregó que inició con deterioro pulmonar, lo que hace entrar en una franca complicación respiratoria. El caso es característico de una población de riesgo como ha sido en otros países.

Además, la paciente no permitió la respiración artificial invasiva, lo que complicó su cuadro clínico, agrega Diario de Hoy.

La enterraron de inmediato

Luego de la muerte de la señora, la inhumación del cadáver fue inmediata y sin que pudieran estar sus familiares presentes. De acuerdo al protocolo médico, la preparación del cuerpo se hizo con hipoclorito de sodio, dijo el ministro de Salud, según el diario.

Tanto Alabí como Garzón insistieron en las medidas preventivas como quedarse en casa y guardar el distanciamiento social, indispensable para evitar el contagio.

No será la primera víctima

Pese a que se ha llamado a la población a la calma y no entrar en pánico, el especialista en enfermedades infecciosas, Iván Solano Leiva, aseguró que las muertes en el país se continuarán registrando.

“La enfermedad ha demostrado que puede causar la muerte, sobre todo en personas de riesgo, habría que saber si esta persona tenía factores de riesgo. Esto era de esperarse y es parte de cómo se comporta la enfermedad. El llamado (es) a la calma de la población, que no entremos en pánico y que desafortunadamente podrán darse otros casos”, expresó el médico.

Sin embargo, explicó que no ve en El Salvador un comportamiento de la enfermedad similar a los países que han presentado mayor número de casos y muertes por la enfermedad como Italia, Estados Unidos y España.

Según el infectólogo, las medidas de contención mantendrá una curva aplanada del comportamiento de la enfermedad por las disposiciones emitidas por el Gobierno desde el 23 de enero.

El ejemplo tico

Por su parte, el infectólogo Jorge Panameño dijo que no es de preocuparse por el incremento de casos de casos confirmados; el criterio preocupante de la enfermedad son las personas mayores de 60 años en riesgo de morir por la COVID-19.

El especialista puso de ejemplo el caso de Costa Rica, donde se presentan más de 400 casos confirmados pero solo dos fallecidos, según Diario de Hoy.