Con 8 muertes y 320 contagios reconocidos oficialmente a este lunes, el régimen de Cuba empezó a recomendar la homeopatía frente a la pandemia de siglo, denuncia la editora independiente, Yoani Sánchez, desde La Habana

La Habana-Estoy molesta. La rabia me sube por la garganta. Hoy he sabido que el coronavirus tocó a la puerta de otra amiga, esta vez una poeta cubana residente en Madrid. Después de años de vivir la represión y la censura dentro de la Isla, España ha sido para ella un terreno en el que ya no debe mirar sobre su hombro para comprobar si la sigue la policía política. Espero que se mejore, pero la noticia de su situación nos ha golpeado de lleno.

Hace un par de días comencé a buscar con más frecuencia testimonios de superación y supervivencia que me ayuden en estas horas aciagas, pero que no estén contaminados con el esperpéntico triunfalismo de la prensa cubana. Ese falso optimismo no me sirve, porque no viene impregnado de deseos de encontrar una salida a este oscuro túnel que ha creado la pandemia, sino que intenta sacar, todo el tiempo, un rédito político a la emergencia.

Al ver la televisión oficial, puede llegarse a pensar que vivimos en California o Sao Paulo, por el volumen informativo que les dedican. El caudal de noticias negativas sobre la situación en otros países es apabullante. Sin ética ni humanismo alguno, los locutores del noticiero estelar parecen hasta regodearse con el aumento de víctimas en Madrid o en Milán, algo que achacan “al capitalismo”, aunque la comunidad científica señale a un diminuto coronavirus.

Y ahora les recetan la homeopatía

Para colmo, a la inicial arrogancia de creer que el virus no nos iba a afectar en Cuba como lo está haciendo en otros países, el oficialismo ha transitado hacia la etapa de la búsqueda del santo grial de la curación que, agotado el bulo de la supuesta efectividad del interferón alfa 2B que se produce en la Isla, ahora ha recaído en la solución homeopática. Daría risa si no fuera tan dramático, porque ya hemos llegado a 8 fallecidos y 320 contagiados, según cifras oficiales. 

Ver: 14ymedio.com, La Habana