PuroPeriodismo/Foto Twitter Tokio 2020

La superestrella de la gimnasia mundial, la estadounidense Simone Biles, explicó este martes (27.07.2021) su repentina retirada de la competencia por equipos femeninos en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, aduciendo la necesidad de cuidar su “salud mental” ante lo que calificó como “demonios en la cabeza”. De esta forma se descartan los rumores iniciales, que hablaban de una lesión física, informa el sitio oficial alemán dw.

“Desde que entro al tapiz, estoy sola, bregando con demonios en mi cabeza. Después de mi actuación, no quería seguir. Debo hacer lo que es bueno para mí y concentrarme en mi salud mental y no comprometer mi bienestar”, explicó a la prensa. Si bien la Federación Estadounidense había explicado que el abandono de Biles de la competencia, donde su país terminó segundo, se debía a “motivos médicos” -sin detallarlos-, fue la misma deportista quien se sinceró ante los medios, añade el sitio.

“No tengo tanta confianza en mí como antes, no sé si es una cuestión de edad. Hubo un par de días en los que todo el mundo te tuiteaba y sentías el peso del mundo. No somos sólo atletas. Somos personas al fin y al cabo y a veces hay que dar un paso al costado. Estoy un poco más nerviosa cuando estoy haciendo mi deporte. Tengo la impresión de que ya no puedo disfrutar como antes”, dijo la gimnasta. Ya antes la tenista japonesa Naomi Osaka había hablado públicamente de su salud mental y los problemas que estaba experimentando ante la presión mediática, agrega dw.