PuroPeriodismo/BBC Mundo/Foto Reuters

Encorvados, uno de ellos en silla de ruedas y todos con aparentes signos de haber sido golpeados. Así aparecieron ante un tribunal de Moscú los cuatro hombres a los que Rusia acusa de ser los autores de los ataques en una sala de conciertos donde murieron al menos 137 personas, informa BBC Mundo.

Todos fueron acusados de cometer un acto de terrorismo.

El pasado viernes, hombres armados irrumpieron en Crocus City Hall, en Krasnogorsk, un suburbio del norte de Moscú y dispararon contra el público. Unas 6.000 personas asistían a un concierto de rock. Los atacantes también provocaron incendios que se esparcieron por el lugar y provocaron el colapso del techo.

Además de los muertos, las autoridades rusas dijeron que más de 100 personas resultaron heridas.

El grupo Estado Islámico, o EI, afirmó haber perpetrado el atentado, mientras que las autoridades rusas dicen que la declaración de esta organización “es falsa”.

El Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB) informó que arrestó a estos cuatro hombres en la región de Bryansk, a unos 400 kilómetros al suroeste de Moscú, 14 horas después de producirse el ataque.

PuroPeriodismo/BBC Mundo

Deja un comentario