Poás con al menos 14 erupciones

256

Con al menos 14 erupciones entre la noche, madrugada y mañana de viernes a sábado, el volcán Poás mantiene una intensa actividad que obligó a cerrar el acceso de visitantes al parque nacional, generó alerta en la zona aledaña y evacuación de algunos vecinos.

Las autoridades analizan la magnitud de los efectos provocados en la zona circundante por las erupciones del Viernes Santo que dejaron caer cenizas y rocas hasta a 3 kilómetros de distancia.

La mañana de sábado a las 8:09 a.m. se dio una nueva erupción que se prolongó al menos ocho minutos, sin tenerse mayores detalles de sus características y efectos debido a la gran capa de nubosidad en la zona aledaña al volcán, dijo el doctor Mauricio M. Mora especialista de la Red Sismológica Nacional.

Mora comentó a las 6 a.m. que la actividad se mantuvo durante la noche de ayer y madrugada de hoy con al menos 13 erupciones registradas de las cuales la más importante ocurrió a las 10:38 p.m. “Estas en general han sido más pequeñas que la ocurrida a las 7:56 de ayer. Se mantiene un nivel de actividad sísmica moderado a alto. Las condiciones de nubosidad prevalecientes en la cima impiden ver los procesos así como el impacto de las erupciones energéticas de ayer por la mañana, a través de la cámara de vigilancia de la RSN en la cima”, dijo Mora.

Javier Pacheco, especialista de Ovsicori-UNA registró la erupción de este sábado a las 8:10 a.m.con una duración de 10 minutos sin reportes de caída de ceniza ni de olor a azufre.

Pacheco calificó la erupción como “moderada”.

Llamado a la calma

La Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE) informó que las medidas preventivas ante la constante actividad del volcán Poás, no representan restricciones de las actividades productivas y turísticas fuera del área afectada, se informó oficialmente.
El presidente de la CNE, Dr. Iván Brenes Reyes, dijo que las actividades turísticas pueden ser desarrolladas con toda seguridad en los cantones de Poas, Grecia y Valverde Vega.
“Es importante mantenerse adecuadamente informados y disfrutar estos días de descanso visitando los centros turísticos y lugares de recreo que estas comunidades ofrecen. Es necesario que nuestras vidas continúen con normalidad, no tener miedo y estar adecuadamente informado”, añadió.
Para  Blas Sánchez, geólogo de la CNE, este tipo de actividad es normal en un volcán activo como el Poás. Destacó que toda la afectación se restringe por ahora al área del Parque Nacional (2 km).

“Fuera de esta zona lo que tenemos es afectación por caída de ceniza y percepción de olor azufre, producto de la dispersión que el viento hace de estos materiales livianos. La actividad del Poás no tiene ninguna relación con la del volcán Turrialba, no hay conexión alguna”, dijo Sánchez, según la versión oficial.
El Ministro de Turismo, Mauricio Ventura, manifestó que el área afectada se circunscribe a los alrededores del Parque, por lo que el resto de las actividades turísticas de la zona se pueden realizar con normalidad en Poás, Valverde Vega y Grecia; estas continúan con normalidad para que turistas nacionales y extranjeros puedan disfrutar este fin de semana.

Erupciones cada 30 minutos

Según Ovsicori-UNA, el volcán registró el Viernes Santo erupciones en promedio cada 30 a 40 minutos.

“Luego de la erupción del día 13 de abril a las 3:46 p.m.  el volcán Poás presentó pequeñas erupciones frecuentes durante la noche y madrugada del 14 de abril”.

“Posteriormente, a las 7:48 y 7:58 de la mañana del viernes se presentan dos erupciones importantes que levantan una columna de vapor de agua, gases, aerosoles, partículas finas de sedimentos del lago ácido y cenizas a más de 3 km de altura sobre el cráter. Fragmentos de roca de hasta 30 cm de longitud así como sedimentos lodosos y agua del lago alcanzaron el área del Mirador de Visitantes, mientras que sedimentos y partículas de rocas más pequeñas llegaron hasta el parqueo del parque nacional. Durante el transcurso del día la actividad se ha mantenido con frecuentes erupciones menores, llegando a contabilizarse, en la tarde de hoy, un promedio de una erupción cada 30-40 minutos. Entre eventos eruptivos se mantiene un tremor constante y de amplitud variable entre moderada y baja. Se siguen registrando sismos volcánicos de baja frecuencia (LP), pero en menor número que los registrados en días anteriores”, detalla Ovsicori-UNA.
Bajo las condiciones actuales del volcán Poás, se podrían esperar más erupciones a corto plazo”, añadió el informe.

El Turrialba tranquilo
El volcán Turrialba –informa Ovsicori– permanece con señal de sismicidad volcánica discontinua, de moderada a baja amplitud, cada vez con intervalos pasivos de mayor duración y una desgasificación moderada acompañada de una pluma de gases y aerosoles que se levanta unos 300 metros sobre el cráter activo. Se mantienen presentes sismos volcánicos discretos de baja frecuencia con baja amplitud. En general, el volcán ha mantenido una desgasificación persistente pero pasiva.