500 mil rayos cayeron en el país en lo que va del año hasta el 15 de setiembre

540

Edgar Fonseca, editor

El país sumó 500.000 rayos caídos en el acumulado de 2020, el pasado 15 de setiembre, confirmó este viernes el ICE.

La descarga atmosférica medio millón tuvo lugar en Mansión de Nicoya, Guanacaste, a las 3:47 p.m. del martes patrio.

El número se alcanzó en la temporada de alta incidencia, que comprende de mayo a noviembre de cada año, destacó un reporte oficial.

Oeste del Valle Central con mayor caída

El oeste del Valle Central es la zona con mayor densidad de rayos, de acuerdo con la información recopilada entre 2005 y 2020, destacó el informe de la Red de Descargas Atmosféricas del Instituto Costarricense de Electricidad.

La Vertiente del Pacífico y la Zona Norte también son áreas con registros considerables, añadieron.

Ileana Mora, de la Unidad de Pronóstico, Procesamiento y Análisis Meteorológico del ICE, dijo que durante estos meses, la Zona de Convergencia Intertropical –donde se juntan los vientos alisios de los hemisferios norte y sur– está más cerca del país.

“A ello se suma la topografía, el ingreso de la humedad y el calor, que forman nubes de gran desarrollo vertical asociadas con las tormentas”, agregó.

La Red del Instituto está conformada por siete sensores que detectan con alta precisión y confiabilidad los rayos producidos en el territorio nacional. El radio de monitoreo de cada uno va desde los 3.000 hasta los 30.000 metros. Incluso, llegan a cubrir regiones de Nicaragua, El Salvador, Panamá y la Isla de San Andrés, citó el reporte.

Dicha información le permite al ICE planificar tareas de mantenimiento y emitir alertas por rayería para instalaciones como torres y plantas eléctricas, subestaciones y redes de distribución y transmisión. Así, se garantiza la continuidad del suministro y se registran datos para decisiones futuras.

Clientes como RECOPE, la Empresa Propietaria de la Red (EPR) y plantas de generación eólica, entre otros, se nutren de estos reportes.

De igual forma, los datos son de utilidad para la programación de diferentes actividades de aviación, constructivas, agropecuarias, pesqueras, hoteleras, deportivas y recreativas.