Edgar Fonseca, editor

El directorio político del PLN dejó en el aire la posible suspensión del exdiputado Gustavo Viales de su cargo de Secretario General, tras ser cancelada una sesión convocada al respecto para el 6 de agosto, informó la expresidenta Laura Chinchilla quien presiona la salida del exlegislador.

Viales enfrenta cuestionamiento en el partido tras verse envuelto hace un año en una polémica visita a un condominio de un presunto capo narco de la zona sur de apellido González, alias Pancho Villa.

Chinchilla estima que mientras exista la investigación judicial en dicho caso, Viales debe dejar el influyente puesto de Secretario General.

El exdiputado alega inocencia y sostiene que su visita al condominio Anderes, ubicado en San Joaquín de Flores, fue circunstancial para recibir un dispositivo digital con quejas de vecinos de la zona sur por supuesta mala atención durante la pandemia.

El dispositivo, aseguró, se lo dejó un regidor, presidente municipal de Corredores, posteriormente vinculado y detenido por OIJ y Fiscalía a la red criminal investigada del capo González, con vastas operaciones supuestamente empresariales y en la siembra y producción de palma aceitera en la región.

Asamblea suspendida

Chinchilla reveló la abrupta suspensión de la Asamblea decidida por el directorio político verdiblanco.

“El Directorio Político del @plncr acordó suspender la Asamblea Nacional que conocería de la separación del cargo de Secretario General del Sr. Viales. Mi votó fue negativo y consta en actas las razones”, dijo Chinchilla en un tuit ayer a las11:46 a.m.

“En las próximas horas brindaré más detalles al respecto”, prometió.

Presión para que se retire

El 17 de junio, la expresidenta Chinchilla instó al directorio político de Liberación a ver el caso en una asamblea nacional luego que Viales se reintegrara a su cargo.

Según la exgobernante, una resolución del Directorio el 18 de mayo de 2021 ordenó separar al exlegislador mientras no se tuviese un pronunciamiento de la Fiscalía sobre los hechos. 

“En nombre de los preceptos éticos que deben regir a esta organización y de criterios de conveniencia política para el partido y el país, solicito al Directorio Nacional proceder de inmediato a convocar a una Asamblea Nacional para conocer sobre la separación temporal o destitución del Sr. Gustavo Viales Villegas del PLN”, ratificó Chinchilla en un mensaje que divulgó en redes hace un mes.

“Igualmente –añadió– debe instruirse a la instancia que corresponda, o a una comisión especial, abocarse a cerrar los vacíos que persisten en nuestros procedimientos en materia de ética a efectos de evitar que este tipo de situaciones se repitan”.

Al estallar el escándalo, Viales se separó de la Secretaría General, de la fracción y de la Comisión de Seguridad y Narcotráfico de la Asamblea que presidía.

Al anunciar esas decisiones, rechazó haber incurrido en cualquier anomalía.

Sostuvo que llegó al condominio, el Martes Santo (30 de marzo) del año anterior, a recoger un dispositivo UBS con datos de quejas de vecinos de la zona sur sobre la vacunación contra covid-19.

El 6 de abril siguiente, el OIJ y la Fiscalía arrestaron al presunto capo y a su compañera sentimental en el condominio Anderes, San Joaquín de Flores

Walter Espinoza, director OIJ, informó en aquella oportunidad que le intervinieron bienes a la red liderada por dicho individuo por unos ¢1.800 millones.

Calculó la fortuna del sospechoso en $3 millones, entre ellos una extensa propiedad y lujosa residencia en Corredores, con vehículos, lago, helipuerto y animales exóticos.

La detención de González y de otros 12 sospechosos de ser parte de la gran red narco-criminal se dio tras 25 allanamientos en esa ocasión.

Viales rechazo cualquier nexo con el grupo y una comisión investigadora cerró averiguaciones en noviembre anterior sin determinar ningún cargo en su contra.